56-El Universo Despierta

..¡! DESPIERTA HERMANO¡!..

___________AHORA… ¡¡ AHORA ¡!…

El camino está libre y despejado,..

El Universo está despertando,

tomando consciencia de si mismo

…  a través de nosotros..

Si,.. de nosotros

 

del Capitulo 7 – Como descubrir nuestra verdadera esencia

del libro de Eckhart Tolle “Una nueva Tierra”

El Universo toma consciencia de si mismo

Cuando nuestra atención está totalmente en el Ahora, la Presencia penetra en lo que hacemos y lo transforma. Imprime calidad y poder a nuestras obras. Estamos presentes cuando lo que hacemos .. es una fuente de realización en sí misma, caracterizada por la alegría y la energía.

La forma es limitación. Estamos aquí para crecer en la conciencia trascendiendo la limitación…. El estado consciente de renunciación abre la dimensión vertical de la vida, la dimensión de la profundidad. Entonces, algo se proyecta sobre el mundo desde esa dimensión: algo de valor infinito que, de otra manera, no se habría manifestado.

Al mirar las estrellas en el firmamento podemos reconocer fácilmente una verdad a la vez totalmente simple y extraordinariamente profunda. ¿Qué es lo que vemos? La luna, los planetas, las estrellas, la banda luminosa de la vía láctea,… ¿qué vemos? Objetos flotando en el espacio. ¿Entonces de qué consta el universo? De objetos y espacio.

Hay algo dentro de nosotros que tiene afinidad con el espacio; es por eso que podemos tomar conciencia de él. ¿Conciencia de él? Esto tampoco es completamente cierto porque ¿cómo podemos tomar conciencia del espacio si no hay nada de lo cual tomar conciencia?

La respuesta es a la vez simple y profunda. Cuando tenemos conciencia del espacio realmente no tenemos conciencia de nada, salvo de la conciencia misma, del espacio interior. ¡El universo toma conciencia de sí mismo a través de nosotros!

Cuando el ojo no encuentra nada para ver, la nada se percibe como espacio. Cuando el oído no encuentra nada para oír, el vacío se percibe como quietud. Cuando los sentidos, diseñados para percibir la forma, se tropiezan con la ausencia de la forma, la conciencia informe que está detrás de la percepción y de la cual emana toda percepción, toda experiencia posible, ya no se oculta detrás de la forma. Cuando contemplamos la profundidad inconmensurable del espacio o escuchamos el silencio .., algo resuena dentro de nosotros como en una especie de reconocimiento. Entonces sentimos que la vasta profundidad del espacio es nuestra propia profundidad y reconocemos que esa quietud maravillosa es nuestra más profunda esencia, más profunda que cualquiera de las cosas que conforman el contenido de nuestra vida.

Los Upanishads, las antiguas escrituras de la India, apuntan hacia la misma verdad con estas palabras:

“Aquello que el ojo no puede ver, pero que hace posible que el ojo vea: sabed que no es otro que Brahma, el espíritu, y no lo que la gente adora aquí. Aquello que no puede oírse con los oídos, pero que hace posible que el oído oiga: sabed que no es otro que Brahma, el espíritu, y no lo que la gente adora aquí… Aquello que no puede pensarse con la mente, pero que hace posible que la mente piense: sabed que no es otro que Brahma, el espíritu, y no lo que la gente adora aquí”.’

La escritura dice que Dios es conciencia informe y la esencia de lo que somos. Todo lo demás es forma, “lo que la gente adora aquí”.

La realidad dual del universo, la cual consta de cosas y espacio (cosas y vacío), es también la nuestra. Una vida humana sana equilibrada y fructífera es una danza entre dos dimensiones que conforman la realidad: la forma y el espacio. La mayoría de las personas están tan identificadas con la dimensión de la forma, con las percepciones de los sentidos, los pensamientos y las emociones, que carecen de la otra mitad vital. Su identificación con la forma las mantiene atrapadas en el ego.

Lo que vemos, oímos, sentimos, palpamos o pensamos es solamente la mitad de la realidad, por así decirlo. Es la forma. Jesús hablaba en sus enseñanzas de “el mundo”, mientras que la otra dimensión es el “reino de los cielos o la vida eterna”.

De la misma manera que el espacio hace posible que todas las cosas existan y de la misma manera que sin el silencio no habría sonido, no existiríamos sin la dimensión vital informe que constituye la esencia de lo que somos. Podríamos hablar de “Dios” si no hubiéramos abusado tanto de la palabra. Pero prefiero hablar del Ser previo a la existencia. La existencia es forma, contenido, “lo que sucede”. La existencia es el escenario de la vida; el Ser es el telón de fondo, por así decirlo.

La enfermedad colectiva de la humanidad radica en que las personas están tan inmersas en los sucesos, tan hipnotizadas por el mundo de las formas fluctuantes, tan absortas en el contenido de sus vidas, que han olvidado la esencia, aquello que está más allá del contenido, de la forma y del pensamiento. 

..¡! DESPIERTA HERMANO¡!.. Hora de Despertar !!!!

 

EJERCICIOS

La modificación consciente de los pensamientos, emociones y hábitos… es el paso básico para el despertar. Es necesario integrar el conocimiento en la memoria celular.. no simplemente basta con que lo sepas a nivel intelectual.. Disciplínate con los ejercicios diarios.  

RESPONSBILIZATE de ti mismo y transfórmate a ti mismo en el SER amoroso, inteligente y pacifico que subyace bajo la ilusión del ego… RESPONSABILIZATE de Tus pensamientos/emociones y “observa”.. ponte atento, siempre presente de instante en instante.

Continuamos los ejercicios diarios.

Nos reunimos en nuestro lugar metafórico habitual, formando un círculo.. siéntate cómodo, relajado, cierra los ojos, respira profundo y suave.. 7 veces, .. imagina, visualiza un anillo de luz de color dorado muy suave, casi blanco que nos envuelve, cierra los ojos, (no te enganches con pensamientos, déjalos pasar).. “focaliza” tu atención en tu respiración, mantente relajado ,.. siéntete bien.. así por unos 10 minutos.. y al final dices.. Gracias.   

Adicionalmente, en la noche, antes de entregarte al sueño,.. ya acostado, cierra los ojos y haz 3 respiraciones profundas y suaves,.. imagina,.. visualiza una manta de de luz de color dorado muy suave, casi blanco que te envuelve, (no te enganches con pensamientos, déjalos pasar).. “focaliza” tu atención en tu respiración, mantente relajado ,.. siéntete bien.. y así hasta que te duermas. 

Cultiva el hábito de escuchar la “música especial”, .. (de la que mencionamos en la parte 43).  

¡¡ ESTAMOS DESPERTANDO ¡!!…. sigue adelante,..

NO TE DISTRAIGAS.. el mayor trabajo es sobre si mismo.

Continúa con la parte (57). 

Un abrazo de luz,

Paloma

Si apenas te enteras de este experimento y deseas unirte, debes iniciar por la parte numero uno y seguir el recorrido tal como se indique.  

https://masacritica.wordpress.com/2007/11/02/1-prologo/

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: